Personas menores de 50 años también podrían padecer Parkinson

Salud 129

En el mundo, aproximadamente 10 millones de personas 5 padecen de la enfermedad del Parkinson y aunque la mayoría de los pacientes tiene más de 60 años, uno de cada diez tiene menos de 50. En nuestro país, cada año se registran cerca de 1,000 casos nuevos.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno que afecta las células nerviosas que controlan el movimiento. Aunque actualmente no tiene cura, los especialistas coinciden en que existen terapias, tanto farmacológicas como quirúrgicas, que ayudan a controlar eficazmente los síntomas durante muchos años, lo que permite a los pacientes llevar una vida prácticamente normal.

Sin embargo, la Asociación Europea de Enfermedad de Parkinson (EPDA), indica que, si esta condición no es tratada de forma oportuna y correcta, puede afectar, incluso, el desenvolvimiento en los quehaceres diarios del paciente.

“Cada paciente con la enfermedad de Parkinson presenta diferentes síntomas, siendo los más comunes el temblor en las manos, la rigidez muscular y la lentitud del movimiento. Existen también casos que experimentan otros problemas no relacionados con el movimiento, tales como dolor, ansiedad y depresión. Estos son llamados síntomas no motores”, informa la Asociación Europea de Enfermedad de Parkinson (EPDA).

En los últimos años, en el marco del Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson se viene desarrollando a nivel mundial la campaña #UniteForParkinsons, cuyo propósito es concientizar a la población acerca de la importancia de la detección temprana y de las alternativas de tratamiento, a través de testimonios de personas que conviven con esta condición.

Terapia de estimulación cerebral profunda
Para aquellos pacientes a quienes el tratamiento farmacológico ya no les resulta tan efectivo o a quienes la medicación les produce efectos adversos, existe una terapia denominada estimulación cerebral profunda (DBS por sus siglas en inglés), una intervención quirúrgica mínimamente invasiva que ayuda a controlar los síntomas de la enfermedad por medios de impulsos eléctricos a través de un pequeño dispositivo implantado en el cerebro del paciente.

Desde 1987, la terapia de estimulación cerebral profunda (DBS) ha beneficiado a más de 150,000 pacientes en todo el mundo. En nuestro país, esta terapia se ofrece a los pacientes desde hace más de 15 años y se recomienda preguntar al médico tratante si es una terapia que podría beneficiarle.

 

Facebook Comments
Check Also
Pandilleros condenados a 23 años de cárcel por asesinar a un soldado en Morazán
Facebook Comments