Müller le da la victoria a Alemania frente a Rumanía

Deportes 52

Hoy se jugó en el Imtech Arena, el partido entre Alemania y Rumanía, correspondiente a la fecha 7 de las Eliminatorias al Mundial

Una nueva Alemania que iniciaba a resurgir bajo el mando de Flick recibí a Rumanía. Los teutones llegaban a este encuentro luego de haber tenido una redonda fecha FIFA en septiembre. Los de Flick marchaban primeros en su grupo. pero con una dolorosa e histórica derrota ante Macedonia del Norte a principio de año. Ahora, las eliminatorias seguían al rojo vivo y el ex técnico del Bayern presentaba un plantel con mucha juventud, experiencia y calidad. Hans mantenía la base de titulares, además de un esquema 4-2-3-1 que lo caracterizó por su paso con los bávaros. Los alemanes irían por los tres puntos y consolidar su camino a la Copa del Mundo de Catar 2022.

Primer tiempo

El primer tiempo inició con el dominio de los alemanes en el encuentro, la polémica se dio en los primeros minutos en un presunto penal a Timo Werner. El arbitro marcó la pena máxima, pero el VAR hizo que lo viera en el monitor y al final, no procedió el penal. La jugada siguiente fue un baldazo de agua fría para los locales en una contra que los rumanos manejaron y Hagi definió al palo lejano de Ter Stegen. El rumano marcó el primera de la noche antes de los 10 minutos de partido, dando la sorpresa a los cuatro veces campeones del mundo en su casa.

Los de Flick atacaban y jugaban en el campo rival, el primer susto vino por medio de una jugada que centró Kimmich para Werner, el balón quedó en la línea del arco. Gnabry tuvo el rebote, pero la pelota se fue afuera, salvando a los rumanos. El ataque de  Die Mannschaft eran detenidos cuando llegaban a los linderos del área con balón dominado, además, no podían disparar de larga distancia. La visita se mantenía muy compacta en la parte baja, la delantera y la media se pegaba a la defensa armando un bloque ordenado. Alemania no encontraba espacios, además que no se encontraban finos cuando debían definir al arco.

Alemania imperial, pero sin gol

Los de Flick trataban por todos los medios, la jugada siempre pasaba por la dupla de Kimmich y Goretzka quienes armaban las jugadas y distribuían. Las líneas teutonas estaban jugando en campo rival, únicamente Ter Stegen se mantenía en su propio campo. Rumanía jugaba a la defensiva; Alemania trataba por todos los medios, centros, velocidad, disparos o jugadas preparadas, pero no prosperaban. Flick ya mandaba a calentar a los elementos del banquillo, Wirtz y Adayemi salían a la línea, esperando ingresar para la segunda mitad del encuentro.

El partido llegaba a la parte final de la primera parte, los alemanes lo lograban la formula para romper el cerrojo de los rumanos. Rumanía no buscaba pelear por la pelota, únicamente se defendía en su campo. Los de Flick intentaban por todos los medios, su banda favorita era la de Hoffman y Gnabry, pero éstos no eran efectivos cuando se sumaban en ataque. Reus y Goretzka se sumaban siempre en las jugadas de peligro, pero rápidamente tenían doble marca en cada jugada. La primera mitad llegó a su fin y los rumanos daban la sorpresa, ante una Alemania no encontraba la llave del gol.

Segundo tiempo

La segunda mitad inició con la misma tónica con la que finalizó la primera, los teutones atacaban y los rumanos se defendían con dientes y garras. El empate llegó al fin para Alemania, una jugada donde Reus dejó la pelota para Gnabry y éste remató batiendo al arquero. Alemania había batallado para conseguir el empate, y ahora, buscaría el gol que les diera la ventaja. Los de Flick no dejaban de atacar y físicamente se miraban más enteros que su rival visitante. Rumanía no agarraba el balón y ya había perdido la posesión de la pelota por más de 80%, pero parecía no hacerle daño.

El encuentro seguía su flujo natural y se desarrollaba con la misma tónica, pero Flick sabía que no podía sacar un empate en casa. El entrenador alemán ingresó a Havertz y a Müller para darle más armas al equipo en ataque. Los rumanos se compactaban y por momentos le ponían calma y cortaban el juego con base en faltas tácticas. El cansancio físico en los rumanos empezaba a hacerse presente, el haber corrido atrás del balón mantenía exhaustos a los de amarillo. La disciplina y el orden táctico de la defensa rival, se había vuelto el monólogo de su juego en este encuentro.

Los teutones le dan la vuelta

El asedio alemán era imperial en la segunda parte, Müller ingresó enchufado y en su primer balón puso un pase de gol para Havertz, quien no pudo rematar a gusto. Sané estaba teniendo las mejores ocasiones para Alemania, pero había desaprovechado un sinfín de ocasiones que tenía mano a mano. Rumanía no tenía opciones de atacar siquiera, se mantenían en su propio campo y aguantaban el asedio que los de Flick realizaban sobre su campo. Los locales ya iniciaban a desesperar y adelantaban todas las líneas, ahora era Müller quien comandaba el ataque y mandaba centros al área.

El asedio teutón tuvo su premio; Müller logró el segundo gol para los de Flick y su impacto había sido inmediato en el encuentro. El estadio explotó en euforia luego del gol del legendario jugador alemán. Los rumanos ya habían pasado de estar dando la sorpresa, a sufrir una remontada en cuestión del segundo tiempo; además, bajaban de puesto, ya que Armenia ganaba su partido. El partido estaba llegando a su final, y a pesar de haber sufrido y estar abajo en el marcador y batallar los locales se llevaron la victoria. Die Mannschaft se lleva los tres puntos de su casa y se mantienen líderes del grupo J de las eliminatorias.

Facebook Comments
Check Also
México sufre y empata con Canadá
Facebook Comments