Manchester United 2-1 Villarreal: Cristiano se luce en Old Trafford

Deportes 59

El Manchester United recibió en Old Trafford al Villarreal en un partido correspondiente a la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions League

Apareció el de siempre. A pesar de no tener un gran partido, Mr Champions volvió a dejar su marca e hizo estallar la euforia en Old Trafford. En la última jugada del partido, el minuto cinco del agregado, Cristiano Ronaldo selló la remontada del Manchester United en casa ante un Villarreal que luchó hasta el final, pero no pudo llevarse ningún punto de Inglaterra.

Primer tiempo

El Manchester United tuvo una primera parte de desconcierto total. Arrancaron bien, dominando a partir de una presión alta e intensa que le impedía al Villarreal salir de su propio campo… pero después de ese fugaz dominio, todo fue sufrimiento para el equipo de Ole Gunnar Solskjaer. Los locales no pudieron reconocerse en el terreno de juego, fueron incapaces de hacer daño en el último tercio del campo y sufrían un mini infarto cada vez que el Villarreal pisaba campo contrario. El United estuvo caminando por la cornisa durante -prácticamente-todo el primer tiempo y bien pudieron irse al descanso perdiendo por uno varios o goles de diferencia de no ser por el héroe que encontraron en el arco.

Para el Villarreal todo salió a la perfección. Se jugaba a lo que quería el conjunto español, y la tranquilidad de Emery desde el banquillo así lo demostraba. El equipo de Castellón le cedió el balón a los red devils y les negaron todos los espacios por el carril central. En defensa, el campeón de la Europa League formaba dos líneas de cuatro, cerrando todas las vías que pudiese buscar el United para jugar entre líneas. Inmediatamente después de recuperar la pelota, el Villarreal se reordenaba en un 4-3-3, ya fuese para salir al contraataque por las bandas (principalmente la izquierda) o bajar un par de revoluciones al juego y salir jugando desde atrás. El doble pivote, formado por Capoue y Parejo, siempre estaba muy cerca de los centrales en todo momento del juego, tanto para cerrar espacios en defensa como para empezar a construir en ataque.

Los amarillos encontraron su mejor carta en ataque por izquierda, con un Danjuma inspirado. El extremo neerlandés fue un puñal para la zaga mancuniana y generó una gran cantidad de jugadas de peligro que estuvieron a punto de derivar en el gol de los visitantes. Ganó siempre en velocidad, pero también supo tomar la decisión correcta en espacios reducidos, cerca del arco de David De Gea. Tuvo al menos dos remates de muchísimo peligro y metió un centro que casi terminó en el fondo de la red, pero el arquero de los ingleses impidió el grito de gol del Submarino Amarillo.

Otro de los puntos altos para el Villarreal, esta vez en defensa, fue Juan Foyth. El joven futbolista argentino se impuso por su banda, impidiendo que desde la derecha el Manchester United pudiese entrar al área de los españoles. Tuvo que enfrentarse a un Jadon Sancho que más de una vez intentó ganar desde el regate y en ocasiones recibía ayudas de Cristiano, Bruno y compañía, pero ganó siempre. Su primer tiempo rozó la perfección defensiva: registró un despeje, dos disparos bloqueados, cuatro entradas y 6/6 en duelos ganados.

En el contexto de la Champions League, por lógica el Manchester United debería haber encontrado una de las llaves del encuentro en Cristiano Ronaldo. Sin embargo, los red devils fueron incapaces de enchufar al delantero portugués con el juego colectivo, a pesar de intentarlo en varias ocasiones (sobre todo Pogba) metiendo balones aéreos al área. El United estuvo muy lejos del gol en todo momento. No pudieron acercarse a Rulli por méritos colectivos o individuales y la ocasión más clara de gol (la única) llegó por accidente, cuando Alberto Moreno intentó despejar un balón y casi lo mete en su propia puerta.

Tras su evidente dominio a lo largo de la primera mitad, el Villarreal tendría una última oportunidad de encontrar su primero al minuto 45.  Tras una gran salida desde atrás de Pau Torres, sacándose rivales de encima y llevando el balón hasta el área, Yéremi Pino recibió el balón por el costado derecho del área, enganchó y sacó un remate raso, cruzado y potente. No obstante, ahí estuvo otra vez David De Gea para, a punta de reflejos y agilidad, desviar esa pelota que llevaba dirección de gol.

Segundo tiempo

El guion del primer tiempo se mantuvo. El Manchester United controlaba la posesión, pero no el partido. Los visitantes aguardaban en su propio campo para salir disparados al contraataque tras cada recuperación, aprovechando la pésima transición defensiva de los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer. El United intentaba presionar arriba e incomodar al Villarreal como lo hizo en los primeros minutos del compromiso, pero no tuvo demasiado éxito en sus intenciones. Seguían sin encontrarse en el verde.

Mientras tanto, el Villarreal mantenía el buen trabajo realizado en los 45′ iniciales y no sufría ante el poderío ofensivo del rival. Apenas ocho minutos desde el inicio del segundo tiempo tardarían los visitantes en obtener su tan merecido premio y así picar adelante en el marcador. Como no podía ser de otra forma, los amarillos salieron al contraataque y encontraron al United completamente roto en la transición defensiva; Manu Trigueros todo el tiempo y espacio del mundo para avanzar por el carril central y filtrar un balón por banda izquierda para Danjuma, que finalmente pudo convertir todo el peligro que había generado en gol con una asistencia a Paco Alcácer, quien llegó por el centro para rematar al primer palo y anotar el primer gol del partido.

Pero la celebración de los españoles se vio frustrada pocos minutos más tarde. El Manchester United seguía sin encontrar los caminos para llegar al gol, y recurrió a la vieja confiable: el balón parado. Los red devils se encontraron con una falta por banda derecha que no iban a desaprovechar. Bruno Fernandes se encargó de cobrar el tiro libre y, en vez de meter un centro al área, mandó el balón al segundo palo, a las afueras del área; ahí aparecía en escena Alex Telles, que decidió pegarle de volea, sin dejarla caer, y convirtió así el 1-1, con un remate cruzado y potente, que dejó sin opciones a Rulli. Los locales se encontraban con un premio tan necesario como inmerecido.

A partir de ahí, el juego cambió por completo. El gol del empate fue un golpe muy duro para el Villarreal, que se notó desconcentrado desde entonces y no pudo reaccionar ante la adversidad. En cambio, el Manchester United se creció. Empezó a jugar con otra energía y, aunque seguía dejando muchísimas dudas en la transición defensiva, ya le generaba problemas serios a la zaga del Villarreal. Incluso estuvieron muy cerca del segundo tanto pocos minutos después de empatar; Jadon Sancho recibió un pase en la frontal del área, completamente desmarcado y listo para fusilar a Rulli, pero el inglés se resbaló cuando iba a disparar y el portero argentino pudo quedarse con el balón sin problema alguno.

Los últimos diez minutos fueron de tensión y emoción al máximo. Ambos equipos buscaban el gol que les diera la victoria y el partido se rompió por completo. Ahí llegaron ocasiones muy claras de gol para ambos lados. El Manchester United tuvo el 2-1 con Edinson Cavani, que recibió un centro al segundo palo, con la portería completamente sola tras la mala salida de Rulli en busca del balón, pero el disparo del delantero uruguayo se fue desviado. El Villarreal tendría el 1-2 a partir de un disparo desde fuera del área que De Gea detuvo, pero dejó rebote, y en la segunda juga apareció Dia para rematar con el pecho, pero De Gea aparecía de nuevo para mantener el empate. El United volvería a tener la del gane en el tiempo agregado, con un centro que recibiría Lingard dentro del área y lograría rematar con la punta del pie, pero volvía a aparecer Rulli para salvar al cuadro visitante.

Y al final, en el quinto minuto del tiempo agregado, aparecería el de siempre. El de los grandes momentos. El que siempre encuentra una forma para pesar. Sí, apareció Mr. Champions. En la última del partido, Cristiano recibió un centro en el área, se la bajó a Lingard, que se la devolvió, y el portugués sacó un remate potente, imposible para Rulli, dándole así la victoria al Manchester United en Old Trafford.

Facebook Comments
Check Also
Festín del Bayern Múnich ante el Dinamo en la Champions League
Facebook Comments