Juventus 1-0 Chelsea: Chiesa comanda la victoria bianconera

Deportes 55

Hoy se jugó en el Juventus Stadium, el partido entre Chelsea y Juventus, correspondiente a la fecha 2 de Champions League

La Champions continuaba con le segunda fecha de la temporada, y ahora, enfrentaba a dos pesos pesados. Juventus recibiría al Chelsea en esta segunda jornada en un encuentro que prometía sacar chispas entre ambos. Los de Allegri no llegaban en su mejor momento, es más, estaban pasando un duro momento en el campeonato doméstico. La Juve se encontraba en los puestos bajos de la tabla de la Serie A, pero en Champions, había arrancado de la mejor forma. La goleada a domicilio que tuvo ante el Malmo en la jornada inaugural les había dado un mayor ímpetu para este partido.

El Chelsea llegaba a este encuentro para visitar a la Juventus en un siempre complicado estadio. Los de Tuchel habían iniciado la campaña del máximo campeonato europeo, pero no dejó las mejores sensaciones ante el Zenit. Los ingleses llegaban a esta jornada luego de haber perdido en la última fecha de Premier ante el Manchester City, perdiendo su invicto de esta campaña. Ahora, estarían dispuestos a seguir por el buen camino y revalidar cómo uno de los candidatos al título, que de por sí, desearían revalidarse cómo actuales campeones. El partido sería un encuentro de conjuntos y nombres para cerrar las noches mágicas de Champions.

Primer tiempo

El partido inició con la posesión del balón favorable para el Chelsea, pero pronto la Juventus también empezaba a meterse al partido. El partido continuaba con la misma tónica, los de Tuchel eran quienes movían el balón a placer. La Juventus esperaba al rival y por momentos, buscaban la banda de Bernardeschi para hacer daño por la derecha junto con Cuadrado. El juego de los ingleses era de asedio, a tal punto que estaban jugando en los linderos del área de la Vecchia Signora, a quien metía en su propio campo sin darle posibilidad de salir jugando. Los de Tuchel continuaban manejando el balón y su mayor peligro era cuando Havertz se atrevía a encarar a la defensa, pero sin progresión.

Los de Allegri trataban de salir con balón dominado por medio de la banda de Cuadrado y por momentos, éste se asociaba con Betancur y Rabiot, pero estaban solos en ataque. El Chelsea adelantaba líneas hasta el fondo del campo, a tal punto que Alonso jugaba casi cómo un extremo por izquierda, poniendo mucho trabajo en esa banda. Los de Tuchel imponían el modelo de juego en los primeros minutos, mientras que la Juventus no desempeñaba su mejor versión y prefería ceder la iniciativa. La primera de los locales llegó en una contra que la visita no pudo defender; Chiesa salió en velocidad y sorprendió a la defensa, pero su disparo pasó cerca del arco de Mendy.

Juventus atrás, Chelsea con el dominio

La Juve se animaba por momentos y generaba más en el medio que por las bandas; las asociaciones que generaba entre Danilo y Locatelli estaban siendo efectivas para lanzarse en ataque. Los blues no defendía de la mejor forma cuando se jugaba sólo en la media, y la línea defensiva debía salir de su posición para cubrir los espaciosos que se quedaban en medio. La mejor arma que usaban los ingleses en contra de los bianconeri era los balones largos a los costados para buscar hacer daños por medio de centros de Alonso y Azpilicueta. La Juventus buscaba el control del partido, pero le era complicado seguir el ritmo del campeón de Europa.

El punto de ruptura para los de Allegri eran las salidas que tenía Chiesa por las bandas, ganando en velocidad a Azpilicueta, pero fallando en el último pase. Los de Tuchel eran prácticamente incapaces de defender las contras que iban por parte de Chiesa, quien era el mejor hombre de los locales. El problema de la Juventus pasaba por la poca presencia que había en el área de Mendy, haciendo que las jugadas no finalizaran de buena forma. La primera parte estaba finalizando, y los arcos no habían pasado sobresaltos, a pesar del dominio del Chelsea. La Juventus tenía ciertos destellos por momentos, pero parecía con mayor propósito a agruparse y esperar al rival en esta primera parte.

Segundo tiempo

El segundo tiempo inició con un boom en el arranque, a penas habían pasado 30 segundos cuando Federico Chiesa puso el primera de la noche. El gol del campeón de la EURO ponía adelante a la Juve justo al inicio del complemento. El Chelsea había sido el dominador del encuentro, pero la Juventus demostró que la contundencia puede más en estos partidos. El gol le daba un mayor empuje a los de Tuchel, quienes ahora estaban obligados a irse adelante, los de Allegri ya jugaban con mayor tranquilidad y manejaban el marcador. Los ingleses estaban en campo rival, mientras que los locales asumían un rol poco desconocido, mantenerse más atrás.

El Chelsea vivía algo adverso a su realidad, ir abajo en el marcador no era a lo que estaban acostumbrados, pero estaban haciendo todo lo que estuviera a su alcance para empatar el partido. Tuchel sabía que debía invertir los papeles y probar variantes, pero sacaba a hombres importantes cómo Jorginho y Azpilicueta. Los italianos vivían ordenados desde la media hacia atrás y sabían jugar con la desesperación del Chelsea, quienes no encontraban ideas en ataque. Los de Allegri parecía que el 1-0 era ganga para ellos ante un rival que había estado neutralizado en el partido.

Desesperación blue en Torino

La tónica era la misma desde hace más de 20 minutos, ahora, los de Tuchel adelantaban líneas por completo, jugando Rüdiger prácticamente cómo un mediocampista. El partido se estaba tornando lento, ya que la Juve estaba imponiendo su orden táctico, cediendo la iniciativa, pero retrayendo líneas y siendo compactos. Las opciones del Chelsea iniciaban a pasar de nuevo por las bandas, ahora era a Lukaku a quien buscaban por medio de centros al área de Szczęsny. El estadio saltó en euforia cuando salió del terreno Chiesa siendo sustituido por Kean. Allegri planeaba poner más peso adelante con la entrada del delantero para sacar más al equipo del cajón creado por el Chelsea.

El partido era un total dominio de los de azul, pero no lograban pasar la línea defensiva que estaba muy bien parada atrás. La Juventus, empezaba a meter a los jugadores atrás, defendiendo hasta con seis defensores en la parte final del partido. Lukaku tuvo una de las últimas del partido, ganándole la marca a la defensa, pero no logró rematar cómodo y disparó por alto del arco de Szczęsny. Los blues estaban llegando su segundo partido consecutivo sin victoria y sin gol, ante dos rivales complicados que enfrentaron en esta semana. El partido finalizó con la victoria italiana gracias al gol de Chiesa y ahora, los de Allegri eran líderes del grupo dejando al Chelsea en el tercer puesto.

Facebook Comments
Check Also
AQUA ECO en alianza con IBERPLASTIC transforman 180,000 botellas y donan kits de limpieza al Ministerio de Educación
Facebook Comments