Jaime Rivera mantuvo vínculos con Tony Saca y hoy busca la presidencia del TSE

Política 167

Se le vincula con haber sido proveedor en la campaña presidencial de Elías Antonio Saca y de haber sido financista de Gana.

 

“El Tribunal Supremo Electoral será la autoridad máxima en esta materia, sin perjuicio de los
recursos que establece esta Constitución, por violación de la misma”. Así lo expresa la Constitución de la República en el artículo 208. La importancia de ocupar la presidencia del ente colegiado es trascendental.

La gestión de los magistrados actuales finaliza el 31 julio, los diputados deberán de elegir a los nuevos funcionarios para los próximos cinco años.

Por ello, ya empiezan a sonar fuertemente los nombre de las personas que aspirarían a ocupar ese cargo, en una institución que ha sido fuertemente cuestionada durante la presente gestión.

Ese mismo artículo también señala que el “magistrado presidente (del TSE) será propuesto por el partido o coalición legal que obtuvo el mayor número de votos en la última elección presidencial”. De hecho, esta fue la manzana de la discordia luego del triunfo de Nayib Bukele, ya que la dirigencia de Gana reclamó ese privilegio por ser el instituto político inscrito para las elecciones de febrero.

En este sentido, Gana ya ha empezado a tener acercamientos con algunas personas que serían probables propuestas, pues hasta el momento no han dado una postura oficial. “Se está trabajando en eso, no hay una terna definitiva, pero si estamos teniendo acercamientos con algunas personas para efectos de llegar a ocupar ese cargo”, dijo este jueves el diputado, Mario Tenorio.

Una de las posibilidades planteadas por dicho partido, es Jaime Salvador Rivera Andino, dueño y director de la casa encuestadora Data Research, a quien se le ha vinculado con el expresidente Elías Antonio Saca y funcionarios del partido Gana.

Se le ha relacionado con los proveedores de la campaña presidencial de Saca, que fue condenado a 10 años de prisión por corrupción. De los diez millones de dólares que recibió el Gobierno de Francisco Flores en 2001, provenientes de Taiwán, más de cinco fueron utilizados para financiar la campaña de Saca.

Una investigación hecha por El Faro afirma que posee documentos sobre el destino de un total de 8 millones 581 mil 806 dólares con 91 centavos, de los cuales 2 millones 624 mil 955 dólares con 76 centavos corresponden a siete cheques para el pago de proveedores de la campaña del último presidente que gobernó con Arena.

“El Faro ha logrado documentar el destino de un total de 8 millones 581 mil 806 dólares con 91 centavos. De ese monto, 2 millones 624 mil 955 dólares con 76 centavos corresponden a siete cheques para el pago de proveedores de la campaña, como por ejemplo la encuestadora Rivera Research o la empresa de bebidas La Constancia. Otros 103 cheques que salieron de la cuenta especial COENA se giraron a nombre de personas naturales. Es donde el nombre de Élmer Charlaix más se repite”, dice la publicación.

Saca fue condenado a 10 años de prisión por lavado de dinero, según la Fiscalía General de la República (FGR), el exmandatario y otros funcionarios de confianza manejaron irregularmente 301 millones de dólares, provenientes de cuentas corrientes institucionales del Tesoro Público de Casa Presidencial.

Presuntamente los fondos fueron a parar a cuentas personales de los imputados, a agencias de publicidad, personas naturales y jurídicas. Sobre este caso Jaime Rivera fue tomado en cuenta por Saca para que sirviera como uno de los 77 testigos que él solicitó.

Rivera fue convocado por el Juez para el 28 de agosto, junto a Mario Adilio Urquilla Cortez, Víctor Enrique Amaya Fuentes, Mario Antonio Ayala Elías, Cristóbal Reynaldo Quintanilla Peña, María Cecilia Gallardo, Mejía José Luis Guzmán Martell.

La ley establece que los aspirantes a ocupar la presidencia del Tribunal Supremo Electoral no pueden tener ningún vínculo con partidos políticos. La responsabilidad de transparentar y democratizar los procesos electorales recaen por completo en el TSE.

Los magistrados del TSE son electos cada cinco años, de los cuales, tres son propuestos por los partidos políticos que más votos obtuvieron en la elección presidencial anterior. Los otros dos son propuestos por la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Cuando las propuestas ya están, son analizadas por los diputados, uno de los métodos de medición utilizados son los baremos, que miden la experiencia de los aspirantes. Para su aprobación, los que son propuestos por la CSJ se requieren 56 votos (mayoría calificada), para la aprobación de las propuestas hechas por los partidos se requieren 43 votos (mayoría simple).

Facebook Comments

Check Also
Sismólogos predicen potentes réplicas de los terremotos en California
Facebook Comments